EL MOTÍN DE ARANJUEZ.

(foto: Francisco de Paula Martí)

Fueron varios los motivos que llevaron a este levantamiento popular acaecido el 18 de marzo de 1808 en la ciudad de Aranjuez, Madrid.

Adentrándonos un poco en la historia hemos de decir que en aquellos momentos España estaba sumida en una gran crisis económica derivada principalmente de la Batalla de Trafalgar, muy dura por cierto, para el campesinado de la época.

Por aquellas fechas se había firmado el tratado de Fontainebleau por el cual se permitía la presencia de tropas francesas en el país, la presencia de tropas fue en aumento y el pueblo comenzó a tomarlas como una amenaza. Godoy “príncipe de la paz” comenzó a sospechar que se trataba de una invasión francesa, lo que le llevó a tomar la decisión de trasladar a la familia real hasta Sevilla para facilitar su exilio en caso de necesidad pero no llegaron más allá de Aranjuez.

http://www.historiageneral.com

Uno de los motivos principales fue las prisas de Fernando VII por llegar al trono, había sospechas de que Godoy y la reina María Luísa de Parma tenían una aventura… debido a estas sospechas el pueblo español se sintió muy defraudado por Godoy, lo que aprovecharía Fernando VII para conseguir su propósito que no era otra cosa que la abdicación de su padre Calos IV. Debemos tener en consideración que a Godoy se le responsabilizaba de todos los males del país y se le atribuía una ambición personal desmesurada, esto facilitaba las cosas para una nueva conspiración de Fernando VII.

El Motín de Aranjuez fue aquel levantamiento popular que llevó a la caída de Godoy y a la deseada abdicación de Carlos IV a favor de su hijo Fernando VII. El día 17 de marzo de 1808, al cerciorarse el pueblo de que la familia real se hallaba en Aranjuez asaltaron el palacio real saqueando y quemando lo que encontraban a su paso. Este asalto fue dirigido por el partido Fernandino. Al mismo tiempo se ataca el palacio de Godoy, en Madrid, Godoy tuvo que esconderse para salvar su vida.

Dos días después, por la mañana, Godoy es encontrado y llevado entre un gran chaparrón de golpes, gritos e insultos. Ante tales circunstancias Fernando VII media para salvar su vida logrando en consecuencia la abdicación a su favor de Carlos IV.

Este fue el comienzo del reinado de Fernando VII tenido por algunos como el peor rey de la historia de España.

Parte del texto extraído de “Historia de España Austral ediciones especiales”.

Leer las siguientes categorías:

·Historia contemporanea de España

·Historia del Derecho

·Historia medieval de España

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *