ilustracion

«TODO PARA EL PUEBLO, PERO SIN EL PUEBLO»

Esta semana les vamos a hablar del Despotismo Ilustrado y también describiremos brevemente un movimiento que tuvo lugar en el siglo XVIII llamado la Ilustración, necesario para entender el Despotismo Ilustrado.

La palabra déspota se utiliza a menudo hoy en día para calificar a una persona que se cree superior a los demás o incluso desprecia a los demás, pero originariamente viene de los dirigentes del gobierno que utilizan un poder total, sin someterse a las leyes ni al pueblo. Hoy en día, más bien lo llamaríamos tirano, dictador, totalitario, opresor, etc.

El Despotismo Ilustrado fue un gobierno, o más bien un modelo de gobierno que mezclaba el Absolutismo con ideas de la Ilustración, algo difícil de digerir, así sin «Almax» ni nada…

Una expresión muy utilizada en la época del Despotismo Ilustrado era: “todo para el pueblo, pero sin el pueblo”, esta expresión, atribuida a algunos de los reyes de aquella época, sería un perfecto titular para describir en que se basaba el Despotismo Ilustrado.

Este novedoso modelo de gobierno surge en la Europa del siglo XVIII, hay que encuadrarlo dentro de la Monarquía Absoluta y el Antiguo Régimen, pero se distingue debido a la introducción de la filosofía de la Ilustración, era un Absolutismo que podríamos llamarlo más suave que el que se vivía en la época, lo que diferencia al Despotismo del Absolutismo puro.

Despotismo Ilustrado. Imagen obtenida de: 3travellingacrosstime.com

Brevemente, diremos que la Ilustración fue una especie de rebelión filosófica, intelectual y cultural. Consideraba que la razón ampliaría el conocimiento de la persona, y ayudaría a que el ser humano fuera menos ignorante. Hay que recordar que el contexto del siglo XVIII culturalmente era escaso y basaba prácticamente todo en supersticiones o creencias.

La Ilustración trataba de cambiar la manera de ver el mundo, un punto de inflexión, que fue denominado «El Siglo de las Luces».

Los llamados Déspotas Ilustrados eran reyes absolutos que toman la Ilustración a su propio interés, introducen reformas bastante importantes, como la modernización de Madrid, la abolición de la tortura, una práctica común en aquella época, crean universidades, monumentos, etc. Acciones que están muy bien, pero dejando a un lado lo más importante, la libertad, la igualdad, el idealismo, el universalismo y el pragmatismo.

En todo caso se mantuvo la raíz del Absolutismo y los estamentos. Los estamentos eran grupos de la sociedad que compartían elementos relacionados con la economía y definidos por el nacimiento, a diferencia de lo que hoy conocemos por clases sociales, que son móviles, hoy en día se puede subir o bajar de clase social, al contrario que los estamentos.

Durante el siglo XVIII muchos fueron los monarcas que se sintieron atraídos por algunas de las ideas de la Ilustración y también muchos fueron los que leyeron obras y ensayos de estos filósofos y simpatizaron con sus ideas.

Carlos III. Imagen obtenida de: theconversation.com

Impulsaron la industria y el comercio, acciones que, como hemos dicho antes están muy bien, pero fueron insuficientes, dejaron de lado lo más importante y omitieron lo principal, lo más sustancial y lo que a su vez más perjudicaba sus intereses, hablamos de la soberanía nacional, la autoridad que reside en el pueblo. La soberanía nacional le da todo el poder de la nación a los ciudadanos y el rey hubiera pasado a ser un simple representante político.

En el Despotismo Ilustrado el monarca seguía siendo el soberano, la máxima autoridad. No permitieron la participación del pueblo, de los súbditos, en la política, lo que llevó al fracaso ya que no fueron capaces de reformar en profundidad las estructuras del Absolutismo.

Volviendo de nuevo al pensamiento Ilustrado, hemos de decir que fue un movimiento que predomina en Francia en el siglo XVIII y se expande por el resto Europa poco después con el afán de modernizar y así mejorar la vida en sociedad.

La Ilustración quería eliminar las supersticiones y tradiciones haciendo hincapié en el razonamiento y el ideal del progreso humano. Se llamaban a sí mismo «Heraldos de la Luz», también llamados los «Iluminados contra las tinieblas de la ignorancia del Absolutismo».

“Ten el valor de servirte de tu propio entendimiento”. Este fue el lema de la Ilustración.

Era muy difícil para las personas de aquella época salir de esa incapacidad de servirse de su propia razón, nunca se lo habían permitido, se les imponía todas las ideas y supersticiones por parte del Antiguo Régimen.

La finalidad de la Ilustración era cambiar las ideas políticas, tenía un gran afán por conseguir sus propósitos, buscaban que cada cual tuviera su ideal por sí mismo, por su razonamiento y así conseguir un pueblo culto y apostar por la libertad y el pluralismo político.

Destacaron los Ilustrados Montesquieu, Rousseau y Voltaire entre otros, sus ideas giraban sobre la expiración el Antiguo Régimen, la separación de poderes y la libertad e igualdad como derechos fundamentales.

Cuando estas ideas entran en España es cuando se empieza a practicar el Despotismo Ilustrado. Es Fernando VI quien insiste en la entrada de estas nuevas y modernas ideas ilustradas que el resto de Europa lleva un tiempo practicando, aunque para España son bastante más necesarias porque en aquel momento necesita un impulso cultural.

El principal Déspota Ilustrado en España fue Carlos III de España, llamado “el político”, también “el mejor alcalde de Madrid” o “el rey alcalde”. Apodado así por los propios madrileños.

A modo curiosidad diremos que Carlos III introdujo en España la Lotería Nacional, la Seguridad Social para viudas y huérfanos de guerra, le redujo parte de su poder a la Santa Inquisición, incrementó la industria, y el comercio, recuperó la isla de Menorca, ocupada por los ingleses, creó la Real Academia de las Bellas artes, la Real Casa de Correos…Una serie de hechos, algunos de estos hechos impensables con una monarquía absoluta. Un punto de inflexión en la historia de nuestro país denominado el Despotismo Ilustrado.

No podemos terminar esta publicación sin hacer referencia a «L´Enciclopédie», la obra más representativa de la Ilustración que expresa el gran trabajo que se realizó en el siglo XVIII para poder avanzar y así con el desarrollo de la humanidad siempre con la fuerza de la razón y del saber.

L´enciclopédie. Imagen obtenida de: Pinterest.es

Sin ánimo de publicidad, Arturo Pérez Reverte en su novela histórica “Hombres buenos” narra las peripecias de dos académicos que en pleno siglo XVIII buscan «L´enciclopédie» por Francia para traerla a España donde estaba totalmente prohibida. Les recomiendo encarecidamente la lectura de esta novela con un contexto histórico muy trabajado.

Espero que hayan disfrutado de esta publicación. Si es así por favor suscríbanse de forma totalmente gratuita a nuestra newsletter en la página web, le mantendremos al día de nuevas publicaciones y ello nos ayudará a mantener la web activa. Muchas gracias.

Sergio V.

La Ilustración. Imagen obtenida de: caracteristicas.co

“Si ignoras lo que ocurrió antes de que tú nacieras, siempre serás un niño”(cicerón).

tags:
Uncafeyunahistoria

Uncafeyunahistoria

Comentarios

Comentarios

SUSCRIBETE A NUESTRA

NEwsletter

Ultimos posts

TOMÁS DE TORQUEMADA

¿Quién no ha escuchado hablar alguna vez de la Santa Inquisición o de Tomás de Torquemada? El día 14 de

Read More

BREVE HISTORIA DE ESPAÑA

Lo que a continuación vamos a describir es un breve, muy breve repaso a la historia de España que abarca

TOMÁS DE TORQUEMADA

¿Quién no ha escuchado hablar alguna vez de la Santa Inquisición o de Tomás de Torquemada? El día 14 de

EL LEVANTAMIENTO DEL DOS DE MAYO.

El levantamiento del dos de mayo en Madrid(1808) fue una revuelta popular espontanea que buscó detener el traslado a Francia

BREVE HISTORIA DE LOS MAYAS

Gran parte del misterio que envuelve la historia de los mayas se debe a la destrucción de su legado por

News

ALFONSO X ¨EL SABIO¨

Alfonso X fue llamado «el Sabio»con merecida razón, pues fue muy grande su labor intelectual

Trending

No te pierdas ninguna historia

Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de las nuevas publicaciones del blog Un Café y una Historia.